Category Archives: Visit – ando

Exconvento de San Nicolás de Tolentino, Actopan, Hidalgo

En busca del sabor exquisito del gusano de maguey me encaminé a Actopan, Hidalgo, población conocida por su gastronomía. Y en verdad, si eres de ”buen comer y beber” piensa en la barbacoa y el ximbó, cocidos en horno subterráneo, sobre pencas de maguey. El olor y su apetitosa apariencia es un deleite para los sentidos. Se acompañan con nopales y tortillas hechas a mano, o si prefieres, con una gordita de escamoles o chinicuiles o chicharras o gusanos de maguey o flores de garambullos. Hay bastante para elegir. En cuanto al pulque, qué te puedo decir, natural o curado, es delicioso.

exconvento430Pero Actopan no es sólo gastronomía, a ella se suman la arquitectura y la pintura. Antes de degustar las exquisiteces gastronómicas, te recomiendo consientas el ojo. Visita el templo y el exconvento de San Nicolás de Tolentino, un santo que identificarás por sus símbolos, la estrella en medio del pecho, el libro de las reglas, el lirio y el crucifijo. La construcción semeja una fortaleza medieval por su estilo plateresco, se yergue en la plaza, coronado por los montes, allá a lo lejos, las rocas conocidas como Frailes parecen ir caminando uno detrás de otro como en procesión.

Los frailes agustinos fundaron el convento en 1546. Su pórtico está conformado por arcos de medio punto. Arcos ojivales, bóvedas góticas, pinturas al fresco de diseño geométrico, de trazos fuertes en negro y blanco y ocasionalmente rojo. Los motivos decorativos se repiten una y otra vez, recordando a través del símbolo de la orden, un corazón atravesado por tres flechas, el amor divino: “Habías atravesado nuestro corazón con las flechas de tu amor, y llevamos tus palabras atravesadas en nuestras entrañas…” –escribió San Agustín. Éste, santa Mónica, san Nicolás y otros frailes agustinos permanecen en lectura y estudio. Sobrios en su hábito, una túnica de color negro que llega hasta los tobillos y una capucha en forma de punta o de cono, los frailes agustinos, como san Agustín, doctor de la iglesia, cultivan el amor a dios, al estudio y la meditación.

Otro tipo de murales encontramos en la capilla abierta; su construcción es un arco de medio punto y bóveda de cañón corrido. Se observa que debieron haber sido muy bellos y, digo debieron, porque casi se han perdido. Apenas se alcanzan a distinguir escenas del infierno, bastante coloridas, sin embargo.

Ahora sí, después de deleitar el ojo y el espíritu, a deleitar el paladar. ¡Buen provecho!

El Zacahuil en el Xantolo

elzaca

Una de las festividades más representativas en México es la celebrada el día de Todos los Santos (Xantolo). En latitudes como la Huasteca hidalguense la preparación para recibir a los difuntos, que aprovechan el permiso de Mictlantecutli para beber y comer con la familia, comienza el 29 de septiembre, día de San Miguel Arcángel; se ofrenda tamales y café.  El 18 de octubre, día de San Lucas, se recibe a los que murieron en accidentes. El 1 de noviembre llegan los muertos chiquitos y la madrugada del 2 de noviembre, los adultos. Los muertos retornan al Mictlán a las 12: 00 p.m. del 2 de noviembre, aunque algunos rezagados permanecen todo el mes con su familia.

 

El festejo en la Huasteca se distingue por la elaboración de un tamal (“envuelto”) del tamaño de un adulto, cocinado al calor de las piedras: el Zacahuil o Zacahuile; en el cual se emplean como ingredientes principales varios kilos de harina, mole, manteca, pollo y carne de cerdo; además de numerosas manos de vivos (para amasar, por supuesto). La familia entera trabaja en la exquisita ofrenda. Los hombres se encargan desde semanas antes de la preparación del horno, cuidando que la tierra no esté mojada y que el hoyo rectangular asegure la cocción de un alimento ritual que crea estrechos lazos de colaboración entre los vivos y los conecta con la tierra y sus antepasados.

 

El primero de noviembre se eligen las piedras para colocarlas dentro del hoyo y durante algunas horas, aproximadamente siete, se encienden troncos sobre ellas. Mientras se muele el maíz,  se cocina  el mole, el pollo y el cerdo; se lavan las hojas de plátano y las hojas de maíz.  Algunos jóvenes amasan la harina,  otras manos derraman manteca, sal, carne, mole y caldo; los jóvenes siguen amasando. Otros miembros de la familia preparan la cama de carrizos y hojas de plátano; otros se llevan los dedos a la boca, aprobando o desaprobando el sabor. Cuando éste es el deseado, se coloca en la cama, de manera alternada, el amasijo, la carne y el mole. Luego se envuelve la mezcla, se enrolla y se aprieta con mecates y alambres. Entre sudor, alegría y respeto se erige la ofrenda para los familiares muertos.

 

Por la noche, los troncos se echan fuera del hoyo, sólo quedan las piedras al rojo vivo, las cuales se colocan de manera uniforme para que el cocimiento sea parejo. Con ayuda de los aros de alambre el Zacahuil es arrojado a su sepultura y cubierto con unas láminas, a la vez sepultadas con tierra. A esperar la noche.

 

El 2 de noviembre por la mañana, día de los Fieles Difuntos, las palas descubren el olor del Zacahuil. Se traslada humeante al altar. La casa se impregna, además,  por el copal e incienso y, quizá, tabaco. En punto de las doce o en punto de las dos p. m. los muertos retornan al Mictlán, satisfechos de la visita realizada, tan satisfechos como los vivos de los olores, colores y sabores. Los que quedamos en espera de la muerte cortamos entonces un buen pedazo de Zacahuil para disfrutarlo, acompañado de una taza de café. Ni que decir que el Zacahuil resulta un alimento exquisito, primero por su extraordinario sabor debido a la manera en que se cuece y, segundo, porque es el resultado del esfuerzo colectivo, el gusto por la vida.

 

Margarita Villegas y Foro Gante

En esta ocasión les daremos cuenta de Foro Gante, un espacio de creatividad dancística, ubicado en la emblemática calle Gante (homenaje a Fray Pedro de Gante, fundador de las primeras escuelas para indígenas).

   Foro Gante ofrece clases de ballet, acondicionamiento físico, bolliwood, danza árabe y más; pero su especialidad es la danza flamenca, impartida por la directora del foro, Margarita Villegas, bailarina y fotógrafa.

    El interés de Margarita Villegas por la expresión dancística se originó en el reconocimiento de ella misma, como artista visual y como bailarina. La danza flamenca le brindó la oportunidad de reencontrarse con un destino de  discernimiento interpretativo ligado a un conocimiento objetivo del compás musical.

   Así pues, Foro Gante fue pensado como un espacio de convergencia entre diferentes tipos de danza y expresiones artísticas. Su propósito es el aprendizaje de técnicas dancísticas con base en la libertad creativa. Margarita cree que todas las personas poseen la capacidad de aprender a danzar con base en el conocimiento de su propio cuerpo y en su creatividad. No importa la edad ni contar con conocimientos dancísticos –nos dice–. Lo que importa es querer expresar, querer conocer el cuerpo a través de una disciplina dancística. Lo que es indispensable es que la persona disfrute el aprendizaje y quiera expresar a través de la danza. Foro Gante es la oportunidad de estar abierto  a la experimentación, y no limitarse con “no puedo”. Cada cuerpo es diferente y va encontrando su camino.

   “La danza es la oportunidad de ser  y de creer en la vida, la liberación de sentidos, ritmo deslizado que perdura todos los días y a todas horas, alegría pero también sufrimiento, aprendizaje innato de sentimientos y emociones. Experiencia divina que sólo unos cuantos tenemos la dicha de sentir” –Concluye la directora de Foro Gante.

Margarita disfruta:

1. El sonido de los tacones.

2. La sensación del trabajo muscular.

3. A  mis alumnos.

4. La experimentación de nuevas técnicas dancísticas.

5. Los retos que surgen diariamente.

Margarita no tolera:

1. El trabajo en clase a medias.

2. Que no se valoren los conocimientos transmitidos.

3. La inasistencia.

4. Escuchar “no puedo hacerlo”

5. La falta de compromiso.

Foro Gante está ubicado en Gante 11, 501. Mayor información, comunicarse al correo: flamenco_gante@yahoo.com o al teléfono Cel: 55 22 18 35 13