Tag Archives: fin de mundo 2012

¿Fin de mundo?

El 21 de diciembre de 2012 debía acabarse el mundo, según algunos con pensamiento esotérico. No se terminó. Entonces se trató de desviar la atención de los crédulos, argumentando que lo que en realidad habían pronosticado los mayas era un cambio positivo para la humanidad, que la “maldad” iba a terminarse para siempre jamás volver. Los hombres y las mujeres estaríamos listos para crear un paraíso de paz y bondad en la tierra. “El valle de lágrimas” devendría en un armonioso habitad.

Me gustaría que el vivieron felices para siempre de los cuentos de hadas pudiera llevarse a cabo; pero la realidad es otra y los cuentos de hadas no plantean un mundo de paz (los hermanos Grimm y Disney los han suavizado mucho). La maldad existe y dudo que se termine, porque los seres humanos somos seres insatisfechos. Si no tenemos pareja, queremos tenerla, si la tenemos, queremos la del vecino o vecina. Si tenemos hambre queremos saciarla y si la saciamos queremos tener hambre para sentir de nuevo la satisfacción ya ida de saciarla; si tenemos dinero queremos tener más para comprar más, si compramos más, nuestra casa se vuelve pequeña, necesitamos entonces otra casa más grande, como es más grande, tenemos que comprar más objetos para llenarla… queremos ser “bonitos”, “sensuales” y “jóvenes”, gracias a ello, los cirujanos, los brujos, las farmacéuticas, los psicomagos y demás chusma se llenan los bolsillos. ¿Cuándo parar, cuándo se está satisfecho?

Desgraciada o afortunadamente (según el punto de vista) la evolución espiritual no es un asunto que dependa de movimientos de energía cósmica en una fecha específica, sino un trabajo arduo, de reflexión y voluntad día con día –casi como el sólo por hoy de los AA. Es fácil caer en el autoengaño y pensar que ya se alcanzó el Nirvana porque se medita, se reza o se practica alguna disciplina espiritual. Ya lo decía Santa Teresa, el mayor peligro en el camino es el ego, que ciego se ensancha vanidoso en los templos.