Tag Archives: empatía

Empatía: En los zapatos ajenos

Los seres humanos somos semejantes, no idénticos; nuestras historias personales, nuestras ideas y nuestra manera de reaccionar ante una particular circunstancia  hacen la distinción. Es verdad que todos los seres humanos sentimos odio, amor, envidia, ansia de poder, celos, ternura, compasión; pero caminamos por diversas veredas que, sin embargo, se encuentran azarosamente. En algún momento el cruce es conflictivo, debido a la presencia de condiciones desventajosas, ya sea para el que viene caminando por la senda contraria o ya sea para nosotros. Cruzar indiferentemente, sin percatarnos del sentir del otro es contrario a la empatía. Pensarse en el lugar desventajoso cuando no estamos en él es sostener una actitud empática y, por lo tanto, practicar la solidaridad, una forma de amar a la vida.

   Tratar de comprender, sin juzgar, las actitudes ante la situación de vida que el otro experimenta es tomar conciencia tanto de las diversas posibilidades que se dan en el camino  como de los diferentes modos de responder a esas posibilidades. La empatía consiste en “la capacidad de compartir una respuesta emocional con otro; la habilidad para separar la perspectiva y el papel que juegan los demás” (Gresham y Elliot: 1989)

   Por supuesto asumir una postura empática no es fácil, pues se debe desarrollar la capacidad de comprender las experiencias placenteras y las experiencias dolorosas ajenas. Sobre todo es difícil ante las condiciones desventajosas. Comprender el dolor ocasionado por posibilidades de vida que creemos lejanas implica en primer lugar admitir que esas posibilidades podrían estar cerca, y en segundo lugar que  tenemos prejuicios, miedos y tabúes. Si creemos que los negros, los morenos, los indígenas y otros grupos raciales son inferiores a los blancos, si creemos que los jóvenes de hoy no tienen valores, si aceptamos que las mujeres sean tratadas como objetos sexuales, si nos escandalizamos porque una pareja hombre-hombre se besa, si hacemos de la vista gorda que existe la violación sexual a niños y niñas, si  creemos que es obligación de un empleado ejemplar trabajar sin descanso, si propiciamos la pedofilia y otras conductas que implican el sometimiento y humillación de otros,  es necesario que nos detengamos a pensar cuánto nos hemos acostumbrado a emitir juicios condenatorios antes que exponernos a ser rechazados por una sociedad permisiva e hipócrita.

   Como seres pertenecientes a la Tierra, debemos reconocer la interdependencia que existe entre todos los organismos y que cada uno de estos cumple una función. Formamos parte de un todo y ese todo es nuestra vida.

   Por otro lado, para eliminar prejuicios debemos practicar la introspección,  conocer los sentimientos que experimentamos ante el otro o lo otro: ¿cómo me expreso y comporto ante el indígena, el extranjero, el empleado, etc.) ¿Cuánto escucho al otro?, ¿le pongo atención o lo interrumpo e insulto?

   Cuando practicamos una actitud empática nos acercamos a la eliminación de la violencia, pues ya no respondemos, debido  al miedo y a los prejuicios, con agresión. De esa manera aprendemos a vivir en armonía con los demás y con nosotros mismos, pues se fomenta una actitud de respeto, solidaridad y tolerancia, lo que nos prepara para la vida, ya que prevemos una posibilidad que nos podría ocurrir porque en este camino no estamos exentos de ninguna.

    Ponerse en los zapatos del otro es mantener una actitud de respeto y amor por la otredad, aceptar las diferencias sin juicios, sin humillación, sin aprovecharnos del momento; es caminar junto al otro mirándolo a los ojos, mientras nuestras sendas cruzan y, es más, experimentar a través del otro una posibilidad más de la vida.

REFERENCIAS:

BRAVO Amanda y Leonardo MANTILLA, Módulo: aprendiendo a ser empáticos. Fe y Alegría, Programa por la Paz. Santa Fe de Bogota. D.C.

HERNÁNDEZ  FERNÁNDEZ, Gisela Itzel, Empatía: Ponte en el lugar del otro, Programa “Habilidades para vivir”, DGSM-UNAM

MANGRULKAR, Leena, et.al. Enfoque de habilidades para la vida para un desarrollo saludable de niños y adolescentes. OPS, ASDI, Fundación W.K. Kellogg, Septiembre 2001

OPS, Manual de Identificación y Promoción de la Resiliencia, Septiembre 1998