Tag Archives: Cel – ular

LA TECNOLOGÍA AVANZA, ¿Y EL HOMBRE?

Engranes
Por Carlos Alfredo Campos De la Garza
 

A  lo largo de la historia, los grandes genios del mundo han inventado o perfeccionado cosas y técnicas que facilitan las actividades del hombre. Sin la tecnología no viviríamos de la forma que lo hacemos actualmente ni estaríamos cerca de llegar a hacerlo. La tecnología no es sólo el concepto moderno que se asocia con los productos electrónicos y costosos. Las mejoras o nuevas técnicas y conceptos que se puedan aplicar para que el ser humano mejore son tecnología. Yo considero que esa es la definición adecuada.

El concepto mejorar me causó reflexión hace tiempo. La Real Academia Española, de acuerdo a este contexto, da la siguiente definición: [mejorar es] “adelantar, acrecentar algo, haciéndolo pasar a un estado mejor.” El término mejor es relativo, no existe un criterio definido para decir que una cosa es mejor que otra.  Por ejemplo algunas personas opinan que México cada vez está mejor; otras piensan lo contrario. La percepción sobre lo mejor depende de la influencia de la publicidad y de lo que “la mayoría” aprueba.

Actualmente, una opinión común es que la tecnología electrónica ha beneficiado al ser humano y que sus tareas ahora son más fáciles de realizar. Esta afirmación es cierta, ahora ya puedes trabajar en tu casa y estar comunicado con todo tu equipo de trabajo al mismo tiempo, puedes automatizar procesos industriales, realizar cirugías más delicadas y precisas y utilizar herramientas didácticas más efectivas. Pero, ¿acaso las capacidades del ser humano ya no son necesarias para que éste realice sus actividades? Las personas ahora ya no memorizan los números telefónicos, su celular lo hace; ya no se saben los cumpleaños de sus amigos pues la red social les avisa; los estudiantes no se toman la molestia de leer y transcribir lo que investigan porque sólo “copian y pegan” y se lo entregan al profesor.

La tecnología ha crecido rápidamente. La población en general recibió las  aplicaciones de la ciencia tan rápido que no hubo el tiempo necesario para que las personas recibieran una educación para el uso de estos aparatos. Por ello, una herramienta tan útil como el internet ahora es el culpable del deficiente desempeño académico de los estudiantes. Los niños, desde muy temprana edad, ya están interactuando a través de la red y no están siendo educados para que le den el uso correcto y la aprovechen al máximo. Tal vez este problema se deba a los padres y a los maestros. La mayoría de los adultos no están familiarizados con el uso de la computadora y menos lo van a estar con el Internet. Algunos de ellos hasta se rehúsan a utilizar “las máquinas”. Los hijos, quienes van creciendo con estas tecnologías, las conocen y algunos las manejan magníficamente pero no aprovechan el contenido y la utilidad de éstas.

El término mejorar también se aplica al ser humano. Aunque las personas afirmen que hemos avanzado y mejorado como especie, mi consideración es otra. Juzgarse a sí mismo es muy difícil. Yo creo que nos estamos obstaculizando continuamente al seguir utilizando la tecnología sin control. La tecnología, en todos los aspectos, como yo lo propongo, se crea con el fin de facilitar las actividades del ser humano para su progreso. Las tecnologías surgen y se ofrecen al ser humano para su empleo pero algunas veces dichas innovaciones no se utilizan correctamente, o siquiera para lo que estaban creadas.

La ciencia, como todo tipo de conocimiento, tiene el propósito de ayudar al hombre y esto lo vemos reflejado en las tecnologías. Pero también existe el lado negativo de la ciencia pues ésta se puede utilizar para perjudicar al ser humano. Para que nosotros mejoremos y no sólo los aparatos, es necesario que nos informemos, sin importar la edad que tengamos, sobre las tecnologías que tenemos en nuestras manos porque sólo podemos aprovechar al máximo cualquier cosa si la conocemos a la perfección. De esta forma seremos una sociedad consciente, responsable y conocedora de las tecnologías que se generen para poder mejorar individualmente y no retroceder y desocupar nuestras capacidades humanas.

Todo tipo de conocimiento aplicado es tecnología y es para nuestro uso y explotación. Si conocemos lo que utilizamos y sabemos emplearlo para nuestro beneficio, tendremos un futuro esperanzador con prometedores avances como sociedad, como país y como especie.