Tag Archives: Carta a…

EDUCACIÓN EN MÉXICO

Por  Carlos Alfredo Campos de la Garza
 

La educación en México es un tema controversial que, año con año, se ha vuelto una problemática social.

Educación en México

La educación en México, tema controversial.

La constitución vigente marca que la educación debe ser gratuita, laica y obligatoria para todo el país. La ley general de educación de México obliga, a los que residen en el país a cursar al menos los niveles primario y secundario y, hoy en día, también el nivel medio superior.

La Secretaria de Educación Pública administra los distintos niveles de educación que hay en México, desde el preescolar hasta el doctorado. El problema al que se enfrenta México en este ámbito es la falta de estudios ó la educación “pobre” que se da en zonas marginadas.

En México 34 millones de personas están en rezago educativo, pues hay siete millones de analfabetas; 1.4 millones de niños no asisten a la escuela; y más de 1 millón 324 mil tienen menos de 4 años de estudios. Estas cifras, tan desconcertantes, fueron proporcionadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). A nivel mundial, México ocupa el lugar 55 en el índice de Educación para Todos; esto quiere decir que México se enfrenta a un gran reto si quiere ser  reconocido a nivel mundial o al menos a mejorar su nivel educativo.

La situación en la que se encuentra México en el ámbito  educativo es alarmante ya que el problema no es solo de las personas que no estudian, sino, también de las que están estudiando; a lo largo de  su vida académica el  alumno se enfrenta con maestros que no cumplen bien con su función, pues son “flojos”, “ignorantes” e “irresponsables”, entre otros “atributos” más. Gracias a este tipo de maestros la educación pública deja mucho que desear, debido a que el ejemplo dado a sus alumnos no es nada bueno, tampoco la educación que les imparte, puesto  que no se siguen el programa de estudios que se les marca o, en algunos casos, se imparte de manera muy pobre. Y en México, no pueden decir los maestros que no pasa así. Hasta en las “mejores” escuelas, habrá siempre maestros de éste tipo, que, con darle a los alumnos una excusa (para ellos lógica), creen que el problema está arreglado. Sin embargo, esta falta de responsabilidad y de ética tiene una raíz: es precisamente la falta de educación que sufrieron los maestros, por lo que se entra en un círculo vicioso.

Pero no solo se debe culpar a los maestros por la mala educación en México. Es claro que ellos influyen, y mucho, pero los estudiantes no deberían permitir esto. Claro que cuando se es joven, una falta de un maestro se convierte en una hora libre en la que se puede ir a “echar relajo” con los amigos.

Los casos mencionados arriba son casos no tan graves, pero en nuestro país, como en muchos otros países en vías de desarrollo, hay gente que simplemente no puede estudiar por circunstancias ajenas. Es triste ver que en tu país hay escuelas en las que los maestros son gente sin preparación profesional, o que hay escuelas sin suficiente material. Peor aún es saber que no se cuenta con las escuelas necesarias. La realidad de la educación en nuestro país, si la analizamos correctamente, es muy triste.

La importancia de este problema radica en que para avanzar como país y como sociedad es indispensable el desarrollo educativo. Se tiene el ejemplo de países como Japón o China o incluso Estados Unidos. Es bien sabido que sus sistemas educativos son muy buenos, y por ello  han logrado   una mejor calidad de vida.

Lo difícil de la situación en México es lograr concientizar a tanta gente para que exija el cambio necesario. Es un proceso difícil, muy difícil de hecho, pero tenemos que creer que si podemos y empezar con ese cambio nosotros mismos, aprovechando lo más que podamos en nuestras escuelas y educándonos, para así, poder ayudar a generaciones futuras y con esto lograr salir adelante como sociedad y avanzar como país.